Quesadillas de flor de calabaza receta
Imprimir Add to Collection

Quesadillas de Flor de Calabaza

Hoy vamos a preparar unas deliciosas Quesadillas de Flor de Calabaza con tortillas de masa de maíz, vamos a prepararlas siguiendo este sencillo tutorial.
Plato Antojitos
Cocina Mexicana
Autor Mely Martínez - México en mi Cocina

Ingredientes

Ingredientes para 6 quesadillas:

  • 6 tortillas de maíz
  • 12 flores de calabaza
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 1/2 taza de queso Oaxaca o cualquier otro queso derretido triturado
  • 2 cucharadas de cebolla blanca finamente picado
  • 1 diente de ajo pequeño finamente picado
  • 1 chile serrano pequeño opcional
  • Sal y chile al gusto
  • 2 hojas de Epazote
  • 2 cucharadas de manteca de cerdo o aceite vegetal para engrasar el comal.

Para las Quesadillas con masa de maíz:

  • 1 1/2 taza de harina de maíz (marcas como Maseca o Minsa)
  • 3 /4 de taza de agua tibia aproximadamente.

Elaboración paso a paso

  • Retira la antena o pistílo que contiene el polen de la flor, coloca las flores en agua fría y enjuaga suavemente; pónlas sobre toallas de papel para absorber el exceso de agua.
  • Calienta el aceite en la sartén a fuego medio alto; agrega la cebolla, el ajo, y el chile serrano si lo estás utilizando; revuelve hasta que la cebolla se vea un poco transparente, durante unos 3 minutos, añade las flores y sazona con sal y pimienta; continúa revolviendo hasta que las flores tomen un tono más oscuro, ya que se deshidratarán, alrededor de 2 ó 3 minutos más. Finalmente, retira del fuego y mezcla con el epazote rápidamente;
  • Coloca un poco de queso en cada tortilla, unas dos cucharadas del guisado de las flores, dobla las tortillas y coloca en el comal caliente a que doren bien por cada lado. Esto último tardará unos 3 minutos por cada lado; siempre y cuando el queso se haya derretido. Disfruta de esta deliciosa quesadilla antes de que se enfrié.

Preparación de Quesadillas con masa de maíz:

  • Prepare la masa de acuerdo con las instrucciones del empaque; la masa tiene que ser suave, no puede estar seca y no puede quedar quebradiza, cubra la masa con una toalla de cocina húmeda; precaliente el comal a fuego medio antes de empezar a formar las quesadillas.
  • Divida la masa en pequeñas bolitas y utilice la prensa para hacer tortillas, pon una bola de masa entre las piezas de plástico y colocala en medio de la tortillera y presiona hasta formar una perfecta tortilla; de seguro te ha quedado muy bien. También puedes usar el método que usé AQUÍ; añadiendo un poco de las flores de calabaza en medio y algunos trozos de queso.
  • Coloque el relleno sobre la tortilla, doble a la mitad la tortilla con la ayuda del plástico; presione los bordes y retira el plástico que cubre la quesadilla, como la imagen de abajo. (Tradicionalmente la tortilla se coloca directamente en la parrilla, se espolvorea con queso y se cubre con el relleno, y luego se dobla.) Aquí vamos a formar la quesadilla primero como haciendo empanadas).
  • Con una toalla de papel esparce 1 cucharadita de aceite o manteca de cerdo en el comal caliente; cuando el aceite esté caliente coloque la quesadilla y cocine durante unos 3 a 4 minutos por cada lado. (Asegúrese de que el comal no esté demasiado caliente, ya que el exterior de la empanada se quemará y la masa de adentro quedará cruda); cocine hasta que esté dorado en ambos lados y logres ver el queso derretido. Repita estos pasos con el resto de la masa, agregando más aceite según sea necesario, esto evitará que la masa se pegue al comal.

Hacer las quesadillas con tortillas compradas en la tienda es más fácil ya que sólo colocas el relleno en cada tortilla, se dobla y procede a cocinar en el comal como se indicó anteriormente; solo debes servir tan pronto como estén listas. Si hace varias a la vez, manténgalas calientes en un horno precalentado.

    Notas

    El epazote es difícil de encontrar en algunas áreas, pero puedes usar epazote seco si te encuentras con esta posibilidad, por otra parte si encuentras epazote fresco y no lo usas a menudo, lávelo, séquelo con toallas de papel, colóquelo en una bolsa de plástico y guárdelo en el congelador para usos futuros.