Go Back
+ servings

CALDO DE POLLO

El caldo de pollo es una de esas comidas caseras que te hacen sentir bien; es alimento requerido cuando alguien está enfermo o simplemente necesita algo rico, nutritivo y con sabor a hogar. 
4.74 de 57 votos
Imprimir Pin
Plato: Pollo, Sopas
Cocina: Mexicana
Raciones: 8

Ingredientes

  • 1 pollo completo 1-½ kilo a 2 kilos cortado en piezas*
  • 8 tazas de agua
  • 2 cucharaditas de sal
  • ½ cebolla blanca mediana
  • 4 dientes de ajo pelados
  • 2 ramas de apio cortadas en trozos
  • 3 ramas de perejil
  • 3 zanahorias grandes cortadas en 3 pedazos cada una
  • 2 ramas de cilantro

GUARNICIÓN:

  • 1 aguacate partido en cubos
  • ½ cebolla blanca finamente picada
  • 1 limón partido en secciones
  • 1 chile serrano o jalapeño picadito
  • 2 ramas de cilantro picaditas
  • Arroz blanco cocido opcional
  • Tortillas de maíz calientes

Elaboración paso a paso

  • Echa el pollo, el agua y la sal en una olla grande, y empieza a cocinar a temperatura media alta hasta que suelte el hervor. Una vez que suelte el hervor se formará espuma en la superficie; procede a removerla y desecharla.
  • Después de quitar la espuma, agrega la cebolla, el ajo y el apio, y cubre la olla parcialmente. Baja la temperatura y cocina lentamente por aprox. 30 minutos sin dejarlo que hierva.
  • Agrega las zanahorias y el cilantro. (Si deseas usar otras verduras deberás agregarlas 15 minutos después de haberle puesto las zanahorias, ya que éstas tardan más en cocinarse). En este momento verifica si el pollo ya está cocido y tierno. Si ya está cocido, retíralo y pónlo en un recipiente aparte.
  • Sigue cocinando el caldo por 10 minutos más hasta que las zanahorias estén completamente cocidas.
  • Cuando las piezas del pollo no estén tan calientes, deshébralas o pártelas en pedazos pequeños. Cuando las zanahorias ya estén cocidas, pártelas en cubos y sepáralas.
  • Cuela el caldo usando un colador fino. Regresa el caldo a la olla donde se cocinó; déjalo reposar por 10 minutos y quita el exceso de grasa que se formó en la superficie. Si no vas a consumir el caldo inmediatamente lo puedes meter al refrigerador, y cuando esté frío podrás remover la grasa más fácilmente.
  • Calienta el caldo a temperatura media baja, y verifica si necesita más sal para tu gusto. Cuando ya vayas a servir, coloca un poco de arroz, pollo deshebrado o partido en cubitos, y caldo de pollo. Coloca la guarnición al lado para que cada quien se sirva a su gusto.

Notas

* Algunas veces sólo cocino medio pollo, o compro piernas, muslos y alas, ya que estas partes hacen un caldo bastante concentrado en sabor.
** También puedes agregar otras verduras aparte de las que la receta menciona, por ejemplo: calabacitas, chayotes, ejotes o papas.
*** Los ingredientes de la guarnición son opcionales y al gusto de cada comensal, pero si los incluyes todos tendrás una sopa súper deliciosa.